Los pisos vinilicos se han convertido en una herramienta de diseño muy valorada por los decoradores de interiores y arquitectos, en particular los de diseño, para lugares muy transitados, como una tienda de comestibles, o para habitaciones que deben mantenerse limpias, como una sala de operaciones en un hospital.
En los últimos años, las nuevas tecnologías  han mejorado el rendimiento del vinilo, especialmente en su función de resistencia contra rasgaduras, roturas y agujeros. Debido a que los pisos vinilicos más son duraderos, más fáciles de mantener y más resistentes a la humedad que muchos materiales alternativos, el vinilo se prefiere para su uso en cocinas y cuartos de baño, así como en centros de salud y establecimientos comerciales.

Los pisos de vinilo están disponibles en infinidad de estilos y colores. Las baldosas de vinilo se pueden cortar a medida y se encuentran en distintos modelos utilizando diferentes colores y acabados. Se los puede utilizar, por ejemplo, para representar un logotipo corporativo o para guiar a las personas en un hospital o comercio. Los pisos vinilicos pueden adoptar prácticamente cualquier aspecto para adaptarse a cualquier decoración, incluyendo una apariencia clásica que simula madera o cerámica.
Una ventaja de los pisos vinilicos es que reducen el ruido y proporcionan comodidad bajo sus pies. A diferencia de las superficies duras tales como baldosas de madera, laminado o cerámica, los pisos vinilicos amortiguan el peso, lo que los hace más resistentes.
Resistiendo a la humedad y las manchas, los pisos vinilicos son fácilmente limpiables ya que cualquier suciedad se le puede quitar fácilmente. Cuando se compara con materiales alternativos, el vinilo ofrece un costo atractivo de instalación, con un mantenimiento económico durante su vida útil.

Hoy en día los pisos de vinilo son muy utilizados para mejorar las características estéticas de un ambiente interior, a menudo imitando el aspecto de otras superficies duras, pero con un aspecto más cálido que las baldosas de cerámica. Los diseñadores pueden utilizar un modelo y un color particular de vinilo para hacer que una gran habitación parezca más reducida o que un espacio pequeño parezca más amplio. Y puesto que el vinilo es durable, la apariencia del color original va a durar más tiempo con el mantenimiento diario.
Estos pisos son adecuados para una variedad de aplicaciones comerciales e institucionales. Debido a que son de vinilo, estas superficies antideslizantes se pueden limpiar fácilmente. El mantenimiento periódico debe incluir barrido diario, ya que la eliminación de la suciedad arenosa es muy importante. Los derrames deben ser limpiados antes de que se sequen con un paño limpio humedecido con agua tibia. Para el control de la suciedad, polvo o las manchas de aceite en el asfalto y caminos de entrada, es conveniente colocar felpudos en las puertas.

Gracias a su gran durabilidad, los pisos vinilicos no necesitan ser reemplazados con tanta frecuencia como otros tipos de suelo.

Para cotizar o comprar su piso vinilico puede visitar las siguientes páginas: