La decoración con cajones y cajas de madera es una tendencia va tomando cada vez más auge, y es una forma consciente de reciclar comprometiéndose con el medio ambiente,  son muy económicos y se pueden convertir en piezas muy originales.

mesa ratona cajas

Su versatilidad es otra de las cualidades de este tipo de almacenaje ya que puedes ir añadiendo piezas según se vayan necesitando: en forma horizontal o vertical, en el suelo o en la pared.

Lo primero que debes hacer es lijar bien los bordes de los cajones para quitar cualquier astilla que pueda pinchar. Si el acabado es demasiado rústico no te preocupes porque ése es uno de los encantos de esta decoración. Con una mano de barniz les darás un tono más homogéneo y natural.

biblioteca cajas

Con cajones de fruta  puedes armar una original y decorativa biblioteca. El número de cajones dependerá de la cantidad de estantes que quieras incorporar, y crearás composiciones originales jugando con diferentes formas y tamaños.

libreria cajas

Para tu habitación puedes crear una  mesa de luz con un cajas de madera, o un mueble para el recibidor de tu casa y si quieres darles un toque de color los puedes pintar con el tono que mejor combine con tu ambiente.

mesa de noche

Una idea original es armar repisas para el cuarto de baño con cajas de madera, y además de darles una utilidad práctica le imprimirás a ese ambiente tu toque personal.

cajas cuarto de baño

Con cajones de frutas o verduras reciclados puedes armar un lugar de almacenaje para el cuarto de los más pequeños. Con un toque de color quedarán super originales y divertidos.

cajas infantil

Puedes armar el estudio o lugar de trabajo de tu casa con cajas de madera, son prácticos y funcionales.

escritorio cajones

Con cajas o cajones de madera puedes armar infinidad de objetos de decoración y almacenaje. Desde un simple porta macetas , un botinero, o un revistero, hasta un original centro de decoración para tu mesa.

Las posibilidades que te ofrece el reciclado de cajas de madera son infinitas, y puedes conseguirlas muy fácilmente en la verdulería o en la tienda que está a la vuelta de la esquina. Atrévete a usarlas y con casi nada de dinero, un poco de ingenio y mucha imaginación lograrás una decoración original y divertida.