Los cuartos de bebés cumplen varias funciones, es el lugar donde el bebé va a dormir y es también el lugar donde va a aprender a sentarse, gatear y jugar, cambiar su pañal y un sinnúmero de cambios de ropa. Aquí están algunas ideas clave a tener en cuenta para la comodidad y seguridad en el diseño de cuartos de bebés.

  • Finalizar toda la pintura y empapelado por lo menos ocho semanas antes de la llegada del bebé y dejar las ventanas abiertas para la ventilación. Estas actividades pueden liberar gases potencialmente dañinos, pero un buen acabado de las paredes a su tiempo debe eliminar cualquier riesgo para el bebé.
  • Tenga en cuenta la entrada de luz en la habitación. No coloque la cuna en un sitio en donde reciba la luz directa del sol por la mañana o luces exteriores fuertes durante toda la noche.
  • Verifique que ninguno de los barrotes de la cuna tengan más de 6 o 7 cm de distancia, y que todos los pernos y tornillos estén bien ajustados. Asegúrese de que no haya espacios entre el colchón y la cuna, y mirar hacia fuera para las piezas pequeñas o cubiertas de plástico.
  • No coloque demasiados almohadones y almohadas en la cuna, podrían sofocar bebé. Si es necesario siempre una manta suave para cuna.
  • Asegúrese de que haya espacio suficiente en la habitación para reemplazar la cuna por una cama, ya que los cuartos de bebés pasado el tiempo se convierten en cuartos de jóvenes.
  • Para cuartos de bebés es recomendable usar pisos de madera o alfombras pequeñas en algún área, ya que son más fáciles de limpiar, y no albergan tanto polvo que puede provocar alergias.
  • Si va a colocar alfombras, asegurelas al piso con cinta adhesiva de doble cara para evitar resbalarse.
  • Calcule cuánto espacio de almacenamiento que necesita. Casi sin excepción, los padres subestiman la cantidad de cosas que van a adquirir. Por esto siempre tenga almacenamientos adicionales.
  • No se olvide de incorporar algún lugar cómodo para sentarse, ya que pasará mucho tiempo leyendo cuentos o meciendo a su bebé en la silla.
  • Mantenga lo esencial al alcance de su mano. Los pañales deben encontrarse cerca de la mesa de cambio, así no deberá moverse lejos de bebé para llegar a nada.
  • Coloque los muebles lejos de las ventanas, y utilice protecciones en las ventanas. También, es conveniente quitar cualquier bastón o cordones de las cortinas, o ponerlos hacia arriba fuera del alcance de su bebé.

Para conseguir diseños y accesorios para cuartos de bebés visite: