¡8 Tips para una mayor luminosidad en tu casa!

Bien dicho está que de gustos no hay nada escrito. Y es que ésta es la razón por la cual tenemos gran variedad de estilos a la hora de decorar nuestros hogares. Podemos elegir los muebles, las cortinas, el color de la pintura e infinidad de aspectos más. Por desgracia, hay cosas que se escapan a nuestro control. Esto es: la luminosidad. En muchas ocasiones nos encontramos con que vivimos en un espacio poco luminoso, y esto se puede deber a diversas razones. Puede ser por ejemplo, que se trate de un interior y que la luz que llegue no sea directa. También puede ocurrir que la casa tenga pocas ventanas o ventanas muy pequeñas. O incluso, y en el peor de los casos, puede ocurrir que alguna de las estancias no tenga ventana.

Si esta es tu situación, y estás buscando la manera de darle más luminosidad a tu hogar, estás en el lugar correcto. A continuación ofrecemos 8 “tips” o consejos que ayudarán a que tu casa se vea más amplia y luminosa sin necesidad de obra.

1. PAREDES BLANCAS.

Puede parecer obvio, pero quizás muchos de ustedes aun no lo sepan. Pintar las paredes de blanco es fundamental para ganar sensación de amplitud y luminosidad. Posiblemente este sea el tip más efectivo de todos. Además es la base para que todos los demás hagan su función lo mejor posible.

2. PAREDES AL DESNUDO.

Es recomendable evitar a toda costa el gotelé. La presencia de éste aporta texturas y sombras que sobrecargan el espacio visual. Del mismo modo, si tu idea es dar más luminosidad, te aconsejamos que dejes las paredes al desnudo. Por mucho que te gusten tus cuadros y tus láminas, deberás dejarlas de lado por esta vez, si tu intención es optimizar tus resultados. Además, el blanco es el color más versátil y será más sencillo combinar distintos colores y estilos de decoración.

paredes sin cuadros

3. CÓMO REFLEJAR LA LUZ.

Espejo plata reflectante

Optar por las superficies reflectantes como los espejos o el cristal, nos ayudarán a la hora de capturar y reflejar la luz. De este modo le sacamos mayor partido a la luz natural. Puede que incluso consigamos no abusar tanto de la luz artificial. Para que este tip sea más efectivo y consigamos mayor luminosidad, conviene localizar los espejos en la pared opuesta a la ventana. Les aseguro que notarán la diferencia.

A la hora de amueblar nuestro hogar, conviene centrarnos en objetos traslúcidos como por ejemplo las mesas acristaladas. Este tipo de mesas no sólo despejan la visual, sino que también, al igual que los espejos, actúan como auténticos reflectores de luminosidad.

mesa acristalada

espejos simples y reflectantes

4. DECORACIÓN SIMPLISTA Y REFLECTANTE.

Lo mismo ocurre a la hora de decorar. Todos aquellos elementos que teníamos en nuestra antigua casa, quizás ya no sean los adecuados para la nueva. Hay que saber adaptarse a los espacios y tener en cuenta que cada casa es un mundo y tiene sus propias limitaciones. En este caso que describimos, se trata de aportar luminosidad a nuestro espacio. Por este motivo no podemos poner cualquier adorno en cualquier parte. Es preciso que optemos por elementos decorativos de carácter simple, es decir, estilo más minimalista y elegante, sin demasiados adornos. Puedes encontrar algunas ideas Aquí.

A ser posible estos elementos tienen que ser metálicos, ya que como han leído anteriormente, las superficies reflectantes actúan como pequeños puntos de luz en nuestro hogar. Esto nos ayudan a obtener mayor luminosidad. Si por ejemplo, abusamos de materiales como la madera o la arcilla, conseguiremos el efecto contrario. Y por eso por lo que este tipo de objetos se recomiendan cuando la intención es crear una estancia más acogedora y cálida.

jarrones metálicos

jarrón plateado5. MOBILIARIO BLANCO.

Otra manera eficaz de hacer que tu casa se vea más espaciosa y luminosa, es eligiendo el color adecuado para los muebles. ¿Cuál es la sorpresa? Ninguna, nuevamente el blanco sale victorioso ante este gran desafío de vivir plácidamente en un espacio con poca luz. Pese a todo, es un gran alivio ver que muchas veces este gran dilema se arregla si elegimos muebles de este color. Si tus paredes son también blancas, parecerá que tus muebles desaparecen y notarás como ganas espacio visual y luminosidad.

Mobiliario blanco

Si no estás pensando en renovar mobiliario, no te preocupes. Siempre se le puede dar una mano de pintura a esa vieja estantería.

pintar muebles de blanco

¡Pero no todo es siempre cuestión de blancos! Y muchas veces podemos ganar esta amplitud y luminosidad que tantos buscamos si nos decantamos por estanterías sin fondo. Además no tenemos que preocuparnos. En este momento no hay nada más a la moda que esto y podremos encontrar gran variedad en el mercado. Y es que ya lo sabemos todos, menos es más.

placar minimalista sin fondo

  1. CÓMO DISPONER LA LUZ ARTIFICIAL.

Todos estos detalles darán un respiro a nuestra visual, dando la sensación de frescura y claridad. Las energías circularán mejor por espacios menos sobrecargados y no padeceremos esa claustrofobia de vivir en un lugar oscuro. Es decir, con estos consejos conseguimos convertirlo en algo mucho más llevadero. Pero lo cierto, es que nada de esto es suficiente como para prescindir absolutamente de la luz artificial. ¿Es esto un problema? Para nada. Si se quiere las lámparas pueden ser nuestro gran aliado a la hora de engañar a las percepciones. Pero eso sí, debemos hacer una elección adecuada de los artefactos que vamos a instalar en nuestros hogares, porque al mismo tiempo, esto nos podría jugar en contra.

Si nuestra intención es aportar luminosidad, conviene contemplar otras opciones a parte de las lámparas de techo. Puede parecer lo más cómodo, y no siempre son un error. Por ejemplo, si falta luz en una cocina, es fundamental tener una lámpara de techo. Lo mismo puede ocurrir en baños, estudios o lugares de trabajo. Si este el caso, lo mejor es seleccionar artefactos simples y lo más pegados al techo posible. Puedes ver más información sobre este tema en el siguiente enlace:

Algunas ideas para la iluminación de la cocina

Pero si hablamos de estancias como el living, o nuestro cuarto, donde realmente tendemos a relajarnos y pasar tiempo con la familia, quizás debamos tener en cuenta este pequeño consejo. Además tenemos la ventaja de que las lámparas de pie o de mesa nos dan mucho más juego a la hora de decorar espacios poco luminosos. Una buena idea es elegir lámparas con un diseño simple y de un material reflectante. O bien lámparas de nuestro color aliado, el blanco. Como pueden observar, esto sigue la misma línea decorativa que hemos mencionado anteriormente. La clave está en ocupar el mínimo espacio visual, y al mismo tiempo crear puntos de luz en cada rinconcito de nuestro hogar. Por eso es buena idea, disponer de más lámparas, pero más pequeñas. Esto nos permite además modificar la luminosidad de nuestro hogar, según la ocasión.

lámpara minimalista pequeña

Las lámparas de pie también juegan a nuestro favor y son ideales para situarlas en los rincones más oscuros. De este modo obtendremos mayor luminosidad. En este caso, si vamos a comprar una lámpara de pie, conviene pensar lo siguiente: que se vea más la luz que la lámpara en sí.

lámpara de pie sencilla

En lo que respecta a la luminosidad en zonas estrechas como los pasillos, puedes encontrar información más detallada aquí.

La mejor forma de optimizar la luz artificial es sin duda elegir en cualquiera de los casos luz blanca, y no amarilla.La luz blanca se asemeja mucho más a la luz natural del sol.

 

7. CÓMO APORTAR COLOR

Si no te gusta el blanco, ¡No es el fin del mundo! Se puede maximizar la luminosidad de otras formas. La alternativa son los colores pastel. Pintar una sección de la pared, u optar por elementos decorativos de estos tonos, es una ingeniosa forma de aportar ese matiz colorido a tu hogar, sin renunciar a percibir un ambiente luminoso y ligero.

8. PISO CLARO Y UNIFICADO 

El piso siempre es igual de importante que el resto de la casa, sobre todo a la hora de generar amplitud y luminosidad. Lo primero que tenemos que saber, es que unificar el suelo en toda la casa, nos servirá de gran ayuda. Por el contrario, cambiar el piso entre una estancia y la otra, muchas veces hace que el espacio se reduzca visualmente. Pero ¿cómo sabemos qué piso es el correcto? Como siempre, esta es una decisión que depende mucho de los gustos de cada persona. Puede ser que nos encante el piso amarmolado, la madera o las alfombras. En cuanto a esto, conviene que cada uno se decante por aquel con el que se halla más cómodo, pues de eso se trata. Eso sí, tengan en cuenta que siempre conviene que sean pisos claros y unificados para conseguir mejores resultados a la hora de hacer que nuestra casa capte mejor la luz del sol.

ejemplo de piso claro y unificado

Y, eso sí, en la medida de lo posible habría que evitar las alfombras, ya que al tener un alto nivel en textura, suele crear el efecto contrario. Las alfombras son nuestro gran aliado cuando por ejemplo, queremos hacer que nuestra casa se vea más acogedora.

En cualquiera de los casos, estos no son más que algunos consejitos para ganar luminosidad en el hogar. Pero nunca se trata de renunciar a los gustos personales, ya que nuestra casa ha de ser ese lugar especial donde lo único que queremos es relajarnos y pasar tiempo con los nuestros. Por eso siempre aconsejamos que a la hora de redecorar, se tengan en cuenta siempre dos cosas: lo que te gusta, y lo que es funcional. La mezcla de estos factores harán que te sientas cómodo y confortable en tu preciado hogar.