Select Page

Alfombras juveniles – Originales, divertidas, transgresoras.

Alfombras juveniles – Originales, divertidas, transgresoras.

Al momento de elegir alfombras para decorar el cuarto de nuestros hijos e hijas adolescentes, se nos hace un poco complicado ya que pretendemos alejarnos de los clásicos elementos y motivos infantiles pero al mismo tiempo le queremos dar a esa habitación un toque divertido, moderno y desenfadado.

alf.gris y rojo

La opinión de los más jóvenes es muy importante ya que no hay nada peor para un adolescente que ya se siente mayor, plantarle una alfombra con dibujos infantiles. Y dado que existen actualmente infinidad de diseños y colores, seguro encontraremos uno que se adapte a sus gustos y personalidad.

alf. rapera

Las alfombras juveniles confeccionadas en algodón en un 100%  son muy prácticas ya que se pueden lavar incluso en la lavadora y hay algunos diseños que no fallan nunca e incluso se pueden colgar de la pared.

Las alfombras con motivos geométricos como rombos, círculos o rectángulos,  dan un aire moderno y desenfadado a la habitación de los más jóvenes.

También se los puede sorprender con una alfombra que evoque su película favorita. O algunas de diseños transgresores y originales que harán que nuestros hijos se sientan a gusto en su habitación.alfombra adolesc calavera

Las alfombras “rompedoras” como la cabeza de un mohicano, o con bordados que parecen un ajedrez en tamaño real, o las teclas de un piano lograrán un efecto único e innovador en los más jóvenes de la casa.

alf. mohicano

Otra idea muy original consiste en adquirir una alfombra juvenil que represente la imagen de alguna gran ciudad del mundo. Pisar sobre la Estatua de la Libertad o el Puente de Londres resultará de lo más atrayente y divertido para los chicos.

La premisa es dejarnos llevar por las nuevas tendencias en alfombras juveniles, y decantarnos por las rayas, líneas geométricas con gran profusión de colores, dibujos originales y transgresores, que seguro lograrán el impacto y el éxito deseados en nuestros hijos.

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

¡Suscríbete gratis!

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.